¿La tercera será la vencida?

El Periodista 09 de septiembre de 2019 Por
La Cámara de Diputados discutirá el proyecto de ley sobre el consumo problemático de alcohol, que tiene media sanción
factores-riesgo-alcoholismo

A nivel mundial, el consumo problemático de alcohol constituye un factor causal de accidentes y múltiples enfermedades. De acuerdo a estimaciones de la Organización Mundial de la Salud, causa entre el 20% y el 50% de los problemas de salud, y produce cerca de 2,5 millones de muertes anuales.

En Uruguay, datos epidemiológicos dan cuenta del alto porcentaje de consumo problemático de alcohol, como así también de un importante número de personas con dependencia a esta sustancia. Los últimos datos brindados por la VI Encuesta Nacional de Hogares sobre Consumo de Drogas estiman que hay 261.000 personasen esta situación. Esta encuesta sitúa al consumo de alcohol como uno de los principales factores de riesgo que más negativamente influyen en la sobrevida y la calidad de vida de los uruguayos.

El proyecto de ley contempla múltiples factores de la regulación del consumo, distribución y comercialización de bebidas alcohólicas, con el objetivo principal disminuir el consumo problemático e impedir la venta o el expendio a menores de 18 años.

El primer gobierno del Frente Amplio había enviado al Parlamento dos proyectos para controlar el uso de sustancias: el de tabaco y el de alcohol. El gobierno liderado por Tabaré Vázquez se focalizó en aprobar la ley antitabaco, y relegó el del consumo de alcohol, que no se votó en ese período. En el gobierno de José Mujica se propuso crear la Unidad Reguladora de Bebidas Alcohólicas, para impulsar un control sobre el consumo problemático, pero no se llegó a un consenso: la Federación de Obreros y Empleados de la Bebida y los partidos de la oposición se negaron a la formación de este instituto.

¿Sera en esta ocasión?

Ahora, este proyecto de ley intenta, por la tercera vez, regular en la materia, y cuenta con el apoyo del presidente de la República, quien pidió la aprobación el 30 de abril.

El control y la fiscalización van a depender del Ministerio de Salud Pública (MSP) y de la Junta Nacional de Drogas. La regularización se hará a través de un Registro de Vendedores de Bebidas Alcohólicas que funcionará en la órbita del MSP: será obligatoria la inscripción de “toda persona física o jurídica que distribuya, comercialice, venda, ofrezca o suministre bebidas alcohólicas”, dice el proyecto. El MSP otorgará un permiso sin el cual no se podrá realizar ninguna de esas actividades.

En entrevista con Sala de Redacción, Luis Gallo, diputado del Frente Amplio por Canelones y principal promotor del proyecto de ley, explicó que “se busca la prohibición y el consumo de bebidas alcohólicas en colegios, escuelas, liceos y en la universidad; en donde no se puede vender alcohol”. Agregó: “Parece algo tan elemental, pero hoy en día en las fiestas de facultad se vende y se consume alcohol, y se generan grandes disturbios; esto va a estar regulado, no se va a poder hacer más”.

En consonancia con el Código de la Niñez y la Adolescencia, el artículo 19 el proyecto que “se prohíbe cualquier forma de publicidad o promoción de bebidas alcohólicas dirigida a menores de 18 años, así como aquella que contenga o represente a personas menores o imágenes que por sus características fisonómicas lo parezcan”.

De cada 10 personas que consumen alcohol, siete lo compran en supermercados. El diputado agregó que “siete de cada 10 adolescentes menores de 18 años, sufrieron en los últimos 15 días una intoxicación aguda. Cinco de cada 10 menores de 18 años sufren lo que se llama el segundo accidente, es decir, toman alcohol y salen a manejar y chocan” manifestó el diputado.

No se va a poder vender ni consumir alcohol en eventos deportivos; mientras que en los lugares nocturnos en los que se consume, deberá haber expendio gratuito de agua.

“La ley no alcanza los espacios públicos, porque ahí se toca la libertad individual de cada uno, genera controversia y por eso no está incluido” comentó el diputado.

Consultado acerca del apoyo de los otros partidos políticos, Gallo afirmó que “esta es una ley que abarca a todos los partidos, ya que se los invitó a todos a que participaran de la comisión multisectorial presidida por el presidente de la República”; sin embargo, señaló que “solo la senadora por el Partido Nacional, Verónica Alonso apoyó este proyecto en el Senado”. Cabe agregar que la diputada por el Partido Colorado Susana Montaner apoya este proyecto, que el oficialismo intentará aprobar hoy en la Comisión Especial de Adicciones de la Cámara de Diputados para que rápidamente pase al plenario. En caso de ser aprobado, deberá volver a la Cámara de Senadores, porque fue modificado en la comisión de la cámara baja.

Sala de Redacción Julio Castro  FIC/UDELAR

Te puede interesar