“Rostros que nadie toca” nota a Mario Sarabí.

Espectáculo / Cultura 09 de septiembre de 2019 Por
Portal Sanducero estuvo en la inauguración de la exposición de pinturas y grabados de Marío Sarabí, “Rostros que nadie toca” la misma se puede ver en Casa de Cultura hasta el 28 de setiembre. Cuenta con 38 obras de pequeño y mediano formato.
Sarabi 3 (1)

 Sarabi 2
Sarabi 1


Con respecto a esta exposición  el artista nos contó que es una muestra muy especial  porque representa su madurez plástica. Siempre pintó a base de la espontaneidad, y creyó que ese iba a ser su caballo de batalla. Sarabí nos dice: “estaba convencido de que si era buen artista iba hacer cualquier cosa y cualquier cosa me iba  avalar. A mis  20 años era genial, pero después me di cuenta de que no, además de la espontaneidad, se tiene que crear algo bello, algo estéticamente bello. Y aunque la honestidad y la espontaneidad es quizá lo más importante, si a eso le agregas técnica, evidentemente estas ante algo más elevado”.

“Lo que sentís cuando te plantas, esa es la espontaneidad. Cuando te acercas a la pintura y miras como hizo esa pincelada, eso es la técnica. Yo siempre pensé que alcanzaba con lo primero y ahora me di cuenta de que si además está esa otra parte, la sorpresa de esa pincelada, de un trazo bien dado, aporta más para el espectador. “

Sarabí nos cuenta que le costó mucho encontrar un tema. Creía que había que alienarse con los temas mundiales, globales y a veces quería agregar un discurso. Se dio cuenta que eso venía de la literatura. “Estaba racionalizando, y con esta muestra me di cuenta que no debo racionalizar. Debo pintar solo y exclusivamente lo que a mí me motiva y ahí es donde voy hacer más honesto.”

“Cuando me siento en la noche con una copa de vino, el cuaderno y un lápiz, el primer trazo que hago siempre  va a ser un ojo. Siempre es una cara. Una cara que te mira, que te acompaña, que te sigue, es lindo mirar a una persona a la cara y sentir. Hacerlo sin inhibirte, dibujar o pintar ese personaje y mirarlo como se mira con un microscopio, sin que esa persona se inhiba, es bello. Esa es la segunda cosa que para mí es relevante es esta muestra, llegar a la madurez plástica y haber descubierto un tema definitivo. “

 

 

Te puede interesar