Familias desoladas

Del paisito 01 de octubre de 2019
Se realizó una marcha por los adolescentes fallecidos en Minas.
706630

Una multitudinaria marcha se hizo en Minas este fin de semana para pedir justicia por las muertes de dos jóvenes: Franco García y Joaquín Voltolini, de 18 y 20 años.

En julio de este año, ambos perdieron la vida en Minas luego de que el auto en el que viajaban impactara contra la entrada de una casa, poco después de salir de una comida. Al comienzo, se creyó que habían perdido el control del vehículo por ir a alta velocidad.

Sin embargo, pericias posteriores y análisis de cámaras de seguridad de la zona revelaron que hubo otro vehículo involucrado. Una camioneta impactó levemente contra el vehículo de los dos jóvenes, que a raíz del contacto se despistó y chocó.

Las cámaras muestran que el conductor del vehículo, que tenía otros dos ocupantes, se fue del lugar y luego entró a una vivienda. Según datos que dio Subrayado días atrás, los tres jóvenes eran menores y al descender del coche en la casa revisaron el impacto sufrido por la carrocería.

Hay otro detalle que vuelve este drama más angustiante para las familias, según narró la doctora Rosana García Brera, abogada de la familia de Franco García Beltrame. El otro coche implicado en el siniestro era manejado por jóvenes amigos de las víctimas (y de sus familias) que habían salido de la misma comida, pero que ocultaron lo sucedido.

La doctora afirmó que el menor que manejaba la camioneta no tenía permiso y que además el siniestro fue fuera de la ciudad, donde aún con permiso de menor no se puede manejar, ya que se otorga exclusivamente para la zona urbana.

Cuando se sumaron las evidencias, la Fiscalía citó a los tres ocupantes del vehículo y también a la madre de quien conducía. Encontró méritos para imputar al menor y también a su madre, ya que entiende que hubo una omisión de los deberes inherentes a la patria potestad (deberá declarar en audiencia el 9 de octubre, luego de lo cual se resolverán las formalizaciones para todos los involucrados).

 Ayer lunes se realizó una nueva audiencia por este caso, en la que se imputó también a los dos menores que iban como acompañantes, que hasta ahora habían declarado como testigos. La abogada explicó que la Fiscalía encontró muchas contradicciones y faltas a la verdad en sus declaraciones. "De lo declarado por testigos quedó claro que en algunos casos estaban ocultando y en otros mintiendo respecto a lo que había ocurrido", dijo García.

García señaló que las pericias de accidentología "son contundentes" en cuanto a la responsabilidad del otro vehículo en el siniestro.

"La pérdida de un hijo y el dolor que causa es algo inimaginable. Pero a eso se sumó que los involucrados tenían relación de amistad y hubo actuaciones posteriores, que es lo que más indignó (a las familias)", señaló la letrada.

Explicó que todavía hay mucho por indagar. Por ejemplo, todos estaban en la fiesta de amigos, pero aún no se sabe por qué salieron a la ruta en los vehículos.

"La familia desde el primer momento quiere saber la verdad y que tras la verdad se haga justicia, porque hoy hay dos vidas de dos adolescentes que no pueden contar lo que pasó, y quieren que salga a la luz cómo fue, quiénes participaron y que sus responsables asuman la responsabilidad y paguen por lo que provocaron", concluyó. Una nueva instancia se realizará el miércoles que viene.

Fuente: Montevideo Portal.

Te puede interesar